El primer y el último día

En dos semanas cumpliré un año en Alemania, 365 días lejos de mi familia, mis amigos y mis tierras. Aún recuerdo la primera noche en mi habitación de Hagenschies, a pesar del poco tiempo en la ciudad mis pertenencias ya habían aumentado y eso era lo único que me acompañaba en ese lugar tan ajeno, frío, extraño y solo. El jetlag y una pesadilla, se la ingeniaron para despertarme en la madrugada y facilitar el clima para hacerme llorar como una Magdalena. Fue en ese momento, cuando me cayó “el 20” del lugar donde estaba, 9,000 km de distancia entre mis seres queridos, mi cultura, mi rutina… Lloré hasta que me venció el cansancio.

El lunes 31 de agosto me tocó entregar la llave de mi cuarto, que después de más de 11 meses se había convertido en mi guarida de reposo, mi espacio, mi hogar. Al igual que la primera noche, no pude dormir, esta vez porque me quedaba mucho por limpiar y acomodar. Por supuesto, sé que he cambiado, pero fue hasta el pasado lunes que realicé mi vida ya no era la misma. Esa melancolía por extrañar a mi madre, mi sobrinito y mis abuelos, se había reducido a ver sus fotos en mi escritorio o la cercanía inimaginable que me había dado Skype. Me consideraba un poco menos foránea en la ciudad, entre internacionales y alemanes, conocía a mucha gente que bastaba ir a Leopoldstrasse para encontrarme con alguno de ellos, manejaba perfecto las rutas de los buses,  a qué tiendas ir si necesita cualquier cosa y hasta me sabía de memoria algunas plataformas y horarios de trenes.

Me sentía segura. Los miedos de enfrentarme al idioma alemán, una universidad extranjera y otro tipo de gente, habían desaparecido. Ahora, me doy cuenta que lo que más me gusta es explorar y descubrir todo lo que esta experiencia me ofrece. Más que nada, me sentía alegre y orgullosa de mis conocimientos, mis logros y las nuevas metas que me he impuesto. Me dio gusto mirar hacia atrás y poder entregarle este precioso regalo de recuerdos a mi yo del presente.

Estaba ansiosa por dejar la ciudad y no precisamente porque me disgustara, después de tanto tiempo ya le había tomado cariño, sino por dar inicio a una nueva aventura en otro lugar. Cerré la puerta y no creo haber dejado nada en ese pequeño cuarto porque sin duda, todo se quedará en mi memoria.

Enhorabuena, doy muchas gracias a Dios por tener este plan maravilloso para mí y a mi familia por acompañarme a cada momento y jugársela siempre conmigo.

Un beso,

Adri Castro

image

Pforzheim

HABEMUS INTERNSHIP

Hola queridos lectores,

Después de estar un largo tiempo ausente por el blog, hoy tengo muchísimo que contarles empezando por el título de la entrada: ¡Conseguí prácticas en Alemania!. A pesar que la última oración de 4 palabras, se lea tan fácil, lo cierto es que fue un proceso largo pero muy emocionante.

Primero, como muchos lo saben, cuando llegué a Pforzheim no tenía NINGUNA intención de prolongar mi estancia en estas tierras. Sin embargo, cuando empecé a escuchar los testimonios de gente que había hecho o estaba haciendo sus prácticas en Alemania, me dieron muchísimas ganas de tener la misma oportunidad y sobre todo, tomar el reto de que mi primera experiencia profesional fuera en el extranjero.

La recomendación del Departamento de Programas Internacionales en la Hochschule fue muy sencilla, aplicar lo más pronto posible. Inicié mandando mis solicitudes para puestos de julio/agosto – diciembre/enero justo después de las vacaciones de Semana Santa, ahí por principios de abril, es decir, SÚPER TARDE. ¡OJO! La fecha para empezar a buscar prácticas no significa nada, sólo que evidentemente si lo haces con mayor antelación podrás enviar más aplicaciones. Algo que me retrasó mucho fue preparar el currículo y las cartas de motivación, pensé mucho escribir tipo German style pero me di cuenta que no hay nada mejor que hacer las cosas a tu manera, reflejando tu estilo y lo más importante, demostrando lo que te hace diferente de cualquier otro alemán y/o internacional. Una vez teniendo lo anterior, empezó la aventura de buscar internship.

A continuación, les describo algunas cosas que me pasaron a lo largo de este proceso y uno que otro tip.

  1. La gente te dirá que “NO”. Cuando digo “la gente”, no me refiero precisamente a que las empresas te rechacen (eso será otro punto) sino a tus amigos, compañeros y hasta la familia. Lamentablemente, con el afán de protegerte o ser mala leche, algunas personas a tu alrededor te dirán: “Si no hablas alemán, ni apliques”, “No apliques, si tus prácticas no son obligatorias”, “Ponte a estudiar, a eso fuiste a Alemania”, “En México, conseguirás trabajo más fácil”, “No estás lo suficientemente calificado”, “No tienes permiso de trabajo” y bueno si le sigo a esta lista nunca acabaría. En mi caso, las que más me dijeron fueron: “Si no hablas alemán, ni apliques” y “En México, conseguirás trabajo más fácil”. En cierta parte, esta gente tiene poquitita razón pero todo esto debe ser una fuente de motivación para lograr tu objetivo y finalmente, no te quedes con la opinión de estas personas, INTÉNTALO, y descubre por ti mismo, si el problema era que no hablabas alemán, no estabas lo suficientemente preparado o lo que sea pero no dejes que nadie te cuente.
  2. Aplicar a lo que se mueva. Obviamente, mis primeras aplicaciones fueron para mis dream jobs, P&G, Unilever, PEPSICO, L’ORÉAL, Henkel, Coca-Cola fueron las empresas que tuvieron la primicia de leer mi CV. En realidad, esto es como un juego de lotería entre más boletos tengas, más oportunidades tienes de ganar. Lo único diferente es que no es un proceso aleatorio, es decir, no todos tienen las mismas probabilidades de ganar, tus capacidades, habilidades y conocimientos, te darán una posición preferencial. Mandé aplicaciones como no tengo memoria pero siempre a compañías que sentía compartían mis valores y más que nada, ofrecieran un puesto que realmente pudiera hacerme crecer como profesionista. “A lo que se mueva” significa darle chance a PyMEs, start ups y otras empresas que no son las top of mind de cada industria.
  3. Enamórate de todos los puestos pero NO te cases con ninguno. Mientras estés buscando internship, encontrarás puestos que sentirás fueron hechos a tu medida, escribirás una cover letter que bueno uff… te faltarán las palabras para decirles que eres la persona PERFECTA para ese trabajo, una vez que presiones submit, rezarás cada noche y por supuesto, te idealizarás realizando tus tareas en la deseada posición. Sin embargo, tienes que estar consciente de que así como tú, hay otros tantos luchando por ese empleo. Personalmente, me enamoré de dos trabajos en los cuales tuve entrevista y un correo de “unfortunately, we have selected another candidate”, me rompió el corazón. Claro que un trabajo te interese más que otro, será súper normal pero tampoco le hagas “el feo” a ninguno, como dicen, todos los sapos pueden convertirse en príncipes y esto aplica perfecto cuando buscas trabajo.
  4. No eres tú, son ellos. Obtuve mi primera invitación de entrevista en Henkel a penas 3 días después de haber empezado a aplicar. Estaba súper emocionada. Cuando me avisaron que no había sido seleccionada, pensé había sido mi culpa por n cantidad de razones, principalmente porque pensé me podría haber preparado mejor para la entrevista, hubiera contestado diferente a las preguntas que me hicieron, en fin, miles de cosas. Después, entendí que el problema no era yo, simplemente había otra persona cuyo perfil se acoplaba mejor a las necesidades de la empresa.
  5. Paciencia, paciencia y más paciencia. Volviendo al punto #1, cuando vaya pasando el tiempo y todavía no consigas trabajo, la gente te empezará a presionar y por situaciones tan naturales como comprar un vuelo de regreso a México o no. También, serás testigo de cómo otros ya tienen hasta sus contratos cuando quizás tú todavía no tienes ni siquiera una entrevista. Finalmente, tienes que tomar una decisión. Yo opté por esperar y justo dos días después de perder mi vuelo de regreso a México, me dieron el trabajo.
  6. Y si consigues internship o no, guess what? La vida sigue en México, Alemania, China, Australia, donde sea. Sólo Dios sabe cuál es el lugar ideal para ti y seguramente, ahí tiene un plan excelente para ti.

Bueno, me despido prometiendo pronto compartirles más de mi experiencia en el extranjero, especialmente en esta nueva etapa del intercambio que son las prácticas. Les mando un abrazo y les deseo mucho éxito.

Besos,

PD. Mi internship empieza mañana. Sí, mañana. Estoy nerviosa. Mucho.

Dime cómo viajas y te diré quién eres

La posibilidad de viajar es de que lo más he disfrutado al estar en el extranjero. Recordarán en mis primeros posts, el inicio de mis aventuras fue en Múnich por la celebración del Oktoberfest, posterior a esto le siguieron otros destinos dentro y fuera de Alemania, siento que esas experiencias me dan derecho de ahora poder escribir sobre tips de viaje. Aquí los dejo con los más esenciales:

  1. Reservar con antelación. Entre más rápido se haga el booking de vuelos, trenes, shuttles, hoteles, hostales, guías turísticas y demás, es probable encontrar precios bajos y lugares disponibles para los eventos de tu preferencia.
  2. Explorar nuevas alternativas de transporte y hospedaje. Personalmente, he usado Blablacar y Couchsurfing. El primero es un sistema para compartir asientos de auto a precios más accesibles en comparación a transportes formales. La plataforma permite conocer los perfiles de los conductores con referencias de pasajeros anteriores. El segundo es una red social para conseguir alojamiento gratuito alrededor del mundo. Mi recomendación es verificar que sus futuros anfitriones tengan buenos comentarios en sus perfiles para tener una estancia segura.
  3. Viajar ligero. No me refiero únicamente a llevar sólo el equipaje necesario sino asegurarte de no dejar ningún pendiente como pagos o trabajos por realizar. Toma en cuenta que al estar fuera de casa tu conectividad se reduce y realizar ciertas maniobras es más difícil.
  4. Elegir MUY BIEN con quién vas a viajar. Hay que considerar lo siguiente:
    • Mismo destino, no significa mismos intereses. Por ejemplo, ir a Ámsterdam, aunque para alguien pueda representar disfrutar de sus canales, museos y representaciones artísticas; para otro, puede simbolizar no salir de la zona roja y estar high toda la estancia. Considero en este punto también hay que estar de acuerdo en el orden para recorrer las atracciones turísticas, establecer prioridades y la forma de hacerlo.
    • Seguridad. Viaja con alguien con quien te sientas seguro de que no te va a dejar abandonado en alguna estación del metro o sepas que te apoyaría en caso de tener un accidente.
    • Lo importante es disfrutar. Imagina todas las cosas que pueden ocurrir durante el viaje: retrasos de trenes, cancelaciones de vuelos, alojamientos terribles, ciudades como no las esperabas y n cantidad de sucesos que pueden hacer tu experiencia menos placentera pero si estás con la gente adecuada cualquier circunstancia quedará como un buen recuerdo de esta época.
  5. Viajar es una inversión. Hay que recordar que el factor económico también es una variable y en la mayoría de los casos es determinante para salir tu lugar de origen. Así que trata de hacer valer cada centavo de tu viaje. Mi consejo es que no te quedes con las ganas de nada y YOLO.

yolo

¡Feliz Puente! Un beso,

¡Salió el Sooooooooooo oh oh oL!

Hola de nuevo queridos lectores,

Sé que ya hace más de dos meses que no escribo, pero esta vez me encuentro inspirada para contarles sobre la experiencia que me ha tocado vivir en Alemania acerca de la primavera. Ya estamos a finales de abril, y para quienes estamos acostumbrados a los aprox. 30°C, sigue haciendo un poco de frío; pero nada comprado con las bajas temperaturas del invierno, por supuesto. Por la tarde podemos disfrutar de hasta unos 25°C, y con ello me doy por servida.

Se puede notar que los árboles ya han florecido, algunos siguen sin hojas, pero otros ya casi están igual de verdes como cuando llegué a finales de septiembre del año pasado.

Lo que más me ha gustado es que ya podemos usar ropa de temporada: las blusas de manga corta, sin manga, zapatos descubiertos e, incluso, shorts, pero estos últimos son para los atrevidos. Los alemanes han disfrutado mucho estos últimos días, usando gafas de sol outfits playeros (que en lo personal, me gustan), postrándose bajo el sol en los espacios verdes que tiene la universidad; no estoy segura si son los más emocionados porque yo sí que lo estoy.

Les comparto algunas fotos que tomé el día de hoy, espero las disfruten como yo.

Me despido, esperando que mi próxima entrada sea lo antes posible.

Besos,

Mariana.

961728_10153268900709042_1591604248_n 11123981_10153268834569042_1958095807_n 11156944_10153268834534042_1087539924_n 11178492_10153268834339042_274367806_n 11185796_10153268834309042_1041947482_n

//

When in Rome, do as Romans do?

Había pasado una semana desde el accidente del vuelo Barcelona a Düsseldorf de Germanwings, por lo tanto, desde que abordamos el avión había mucha tensión. Sin contar que el clima era bastante airoso e incluso antes de despegar se sentía un pequeño tambaleo en la nave. Lo que más espantó a los pasajeros fue la turbulencia a los pocos minutos de haber dejado el suelo. Finalmente, llegamos 20 minutos antes de lo acordado, sin ningún percance.

Era mi viaje más esperado desde que llegue a Europa. El camino del shuttle del aeropuerto a la ciudad, me dejó ver un poco de Roma. Especialmente, en la carretera pude apreciar paisajes verdes y signos muy pintorescos. Al día siguiente, el primer destino fue El Vaticano. Mi sorpresa fue la estación Termini, la escena no difería nada de tomar el metro en Ciudad de México. Sólo para estar frente a la puerta había que esperar por lo menos dos trenes para llegar a esa posición, claramente aspirar a un asiento fue imposible. El gentío no era lo único parecido sino también el estado de algunos vagones, en los cuales era evidente el deterioro e incluso marcas de vandalismo en las paredes. Probablemente, piensen soy muy picky pero comparando los precios y la población CDM, la segunda ciudad más poblada del mundo, con los casi 3 millones de personas de la de capital italiana, Roma me sale debiendo.

No sabía que se celebraba una Audiencia General, por lo que me tocó ver al Papa. La verdad pasó tan rápido que lo asimilé hasta llegar al hotel. El Evangelio y su explicación se leyeron en italiano, inglés, portugués, español, francés, alemán, polaco, árabe y otras lenguas que desconozco. El Vaticano es imponente, impresionante. La Basílica de San Pedro se abrió hasta que el Papa terminó la Asamblea y despidió a algunos invitados. La primera escultura que vi fue “La Piedad” de Miguel Ángel, se pueden ver a detalle las características del cuerpo muerto de Jesús en los brazos de María. Posteriormente, hay demasiados murales y esculturas que podrías demorar meses en observar.

ppaa

El tercer día fui a Florencia. La descripción que había leído Gustavo la noche antes de partir, me hizo ilusionarme por encontrar un mini París. Por el contrario, descubrí una ciudad con cierto encanto que más de una vez me hizo recordar caminar por San Cristóbal de las Casas, Guanajuato o Puebla. Firenze es reconocida como Cuna del Renacimiento y alberga obras de grandes como Miguel Ángel, Brunelleschi, Botticelli, entre otros. Es muy sencillo caminar en la ciudad, ya que no hay tanto tráfico y todo está relativamente cerca. Lo último que visité fue El Mercado de San Lorenzo, más que un gran mercado era una selección de no más de 10 establecimientos con productos gourmet.

mf

Personalmente, lo que más disfruté fue la Catedral de Santa María del Fiore.

smf

El último día en Roma fue mayormente para El Coliseo y Foro Romano, que definitivamente es lo más recomendable de la ciudad puesto que lo demás son generalmente monumentos, plazas o iglesias. El boleto del Coliseo sirve para ambas locaciones y puede utilizarse por dos días consecutivos. En las calles, era común encontrar publicidad con la leyenda “EATaly”, lo cual es completamente cierto porque se puede disfrutar desde un gelato hasta una deliciosa pasta.

Foro Romano

Me encanta la frase del francés Hipólito Taine: Viajamos para cambiar, no de lugar, sino de ideas y aplica perfecto para mi experiencia en Italia. Antes de llegar a Europa, siempre pensé que “los países desarrollados” no se enfrentaban a ningún problema crítico pero ahora que he podido observar y comparar, me doy cuenta que se vive de todo, evidentemente en menor proporción que en México pero no se escapan de la pobreza, la inseguridad, la contaminación, la corrupción, etc.

Por último, les dejo a su juicio la respuesta a mi pregunta en el título de este post. Les mando un abrazo y les adelanto que mi próxima entrada será sobre tips para viajar, así que todas las sugerencias son bienvenidas.

Ciao!

LonDONE: Look Left

Si pensaron que el blog había desaparecido, todo es culpa de mi procastinación. Sorry. He leído que cuando dejas las cosas para el final es porque esperas que tu “yo” del futuro resuelva la situación que actualmente tienes temor de enfrentar o no existe una forma clara para hacerlo. Particularmente, recuerdo cuando estaba organizando mi intercambio me daba una especie de pánico al pensar en los requisitos del visado, la búsqueda de un lugar para vivir y otros múltiples gastos. Al final, como diría cualquier contador “todo se ajusta” pero mi recomendación es que revisen todo con antelación porque es mejor tenerle miedo a una cifra exacta que a una especulación. Cierro paréntesis para empezar a hablar de Londres.

IMG_1672

Mariana y yo, compramos el vuelo en Ryanair a principios de febrero para volar la segunda semana de marzo, pagamos 36 euros (40 dólares estadounidenses, ca. 590 pesos mexicanos) por el viaje redondo, bastante barato considerando que vas a otro país. La aerolínea irlandesa se caracteriza por costos bajos y afortunadamente Pforzheim está a menos de dos horas del aeropuerto de Baden-Baden y el ticket del tren para llegar cuesta 6 euros. Lamentablemente, el drama empezó a las 8.30 de la mañana cuando el cajero le tragó la tarjeta alemana a Mariana. Teníamos menos de 20 minutos para recuperarla. El problema no era tanto el dinero porque llevábamos otras tarjetas y podíamos solventar gastos pero el show de cancelarla, levantar el reporte en alemán y demás, podía hacernos perder el vuelo. Gracias a Dios y al excelente servicio al cliente de Sparkasse, no sólo abrieron el cajero en ese instante sino que nos permitieron continuar el viaje sin ningún retraso.

2015-03-10 17.57.39

Lo primero que me sorprendió fue la cantidad de letreros que hay con indicaciones para peatones y conductores sobre el sentido de la circulación. El shuttle nos dejó ver gran parte de la ciudad e incluso pasamos por una planta de CEMEX. Nuestro hostal The White Ferry, estaba a 600 metros de la Estación Victoria, se veía fancy en las fotos de Booking.com porque es restaurant-bar, las instalaciones eran justas para lo que habíamos pagado y la mayoría del personal muy amable. Visitamos lo típico: Palacio de Buckingham, Big Ben, London Tower, National Gallery, British Museum, M&M’s World, Oxford Street, entre otros lugares. El segundo día tuvimos mucha suerte porque nos encontramos con la premier de la película Insurgente, literal había alfombra roja y un número pequeño de gruppies en comparación a fans mexicanas y lo mejor de la noche, fue estar presentes en el sneak peek del espectáculo “Let it be” en el teatro London’s Garrick. La banda cantó Twist and Shout, Help, Day Tripper y otros temas que volvieron inmortales al cuarteto de Liverpool.

IMG_1839

Durante nuestra estancia nos tocó ver cuatro grupos de estudiantes fuera del aula. El primero eran unos varoncitos de una escuela católica que ofrecían la misa de la mañana en la Catedral de Westminster. Los segundos y terceros eran niños de pre-escolar dibujando afuera de National Gallery, lo único que los diferenciaba era un chaleco de color fosforescente con el nombre de sus escuelas en la espalda. Los últimos también eran pequeños y trabajaban en las afueras de un monumento cerca de London Bridge. Me llamó la atención porque imagínense una ciudad con 8.8 millones de personas, turistas por doquier y aún así que las entidades educativas consideren este tipo de actividades importantes para la formación de los niños. Si se implementara en México, ¿dejarían que sus hijos fueran a colorear en Fundidora o en el Zócalo Capitalino?

No tenía ninguna expectativa de Londres pero me sorprendió en todos los sentidos. Los ingleses no le piden nada a nadie. Como futura merca, me impactó el cómo se vive el capitalismo en su máxima expresión. Especialmente, publicidad agresiva que no discrimina entre productos de consumo y oposición política.

IMG_1977

IMG_1776

2015-03-12 10.53.46

Les he resumido lo más relevante, si me escapó algún detalle se los comparto en el siguiente post. Como siempre es un gusto saber que me acompañaron en este viaje a través de esta lectura. Les mando un abrazo y mis mejores deseos.

Becas para estudiar en Alemania

Fuente: Pinstake

Fuente: Pinstake

Una de mis mayores preocupaciones sobre estudiar en el extranjero, independiente del país que fuera, era la cuestión económica. Lamentablemente, los gastos referentes al intercambio inician antes de partir, desde la cuota del Departamento de Programas Internacionales hasta traducciones oficiales para la aplicación de visa. Sin contar, los más fuertes como el vuelo o los depósitos de vivienda. Bueno, no quiero espantarlos, esta experiencia es única y les aseguro vale cada centavo.

Gracias a mi amigo, Alex Nava, tuve conocimiento de la Beca de Baden-Württemberg. En apartado de Becas la página de Programas Internacionales del Tec, mencionan lo siguiente:

Para aplicar a la Beca Baden-Württemberg, los interesados deberán estudiar en Alemania en el periodo anual Agosto-Mayo, por lo que la papelería tendrá que entregarse en el semestre previo (Enero-Mayo) a Programas Internacionales. Si el alumno resulta seleccionado, éste recibirá una cantidad variable entre 200 a 800 Euros mensuales. No hay garantía de que la beca será otorgada, pues existe una competencia justa y regulada por las instituciones alemanas.

Al principio, me dijeron que por estudiar en formato internacional no podía participar en la convocatoria que sólo era para alumnos de plan tradicional pero me sugirieron llenar la solicitud,  llevar todos los requisitos y si pocos alumnos “tradicionales” y/o los perfiles no eran competentes, aceptarían mi aplicación. Por gracia de Dios, encontré en Google, una página viejita del Tec, donde estaba el checklist de lo necesario para aplicar.

  • Solicitud de beca Baden-Württemberg.
  • Carta de intención personal.  En esta deberás explicar los motivos por los que deseas estudiar en Alemania y porque necesitas la beca.
  • Currículum vitae.  Debe ser redactado en inglés.
  • Carta de recomendación.  Esta debe ser académica, puede elaborarla tu director de carrera o un profesor.
  • Copia de certificado de estudios.  Debes incluir copia de los últimos estudios realizados, es decir, preparatoria y lo que haz cursado de carrera hasta la fecha (certificado parcial de estudios en inglés).
  • Copia de certificados de idiomas.  Incluir copia de TOEFL o cursos de alemán que hayas tomado.
  • Copia de pasaporte.  Solo la sección con los datos personales.

Todos estos documentos deberán ser entregados junto con el checklist de la universidad a la que se aplica en el extranjero.

Fuente: PI Becas

Más o menos en estas fechas apliqué. Por abril, recibí un correo por parte de un asistente del Departamento de Programas Internacionales de HS Pforzheim, en el que me explicaban habían recibido mi solicitud pero para hacerla válida tenía que registrarme online en el portal de la fundación. Básicamente, hay que subir nuevamente los documentos en PDF, agregar una foto y otros pequeños detalles. Hasta junio, recibí un email notificándome ser beneficiaria de la beca por cuatro meses.

Mi cita para el visado fue hasta finales de julio (sí, muy tarde) pero por presentar como apoyo económico la Beca de Baden no me cobraron la visa y en lugar de llegar entre 6-8 semanas como las visas tradicionales tardó únicamente una semana. Asimismo, ya estando en Pforzheim, me di cuenta que todos mis compañeros tuvieron que pagar alrededor de 50 euros por la tarjeta de residencia, mientras que en mi recibo marcaba cero, supongo por tener en mi registro el apoyo de la Fundación Baden-Württemberg. Conozco gente que ha aplicado a la beca ya estando en Alemania y se las han dado.

Otra beca muy famosa es la DAAD, cuyo website es una joya. Desconozco los detalles pero pueden ver toda la información AQUÍ.

Mi última recomendación es que sean perseverantes. Lo más frecuente que se van a encontrar es gente que les va a decir “NO” y no me refiero a sus papás, sino desde secretarias hasta directores que por estar “ocupados”, te darán información incompleta o simplemente, ni siquiera saben de lo que les estás hablando y la salida más sencilla será decirte no se puede, tu perfil no aplica, ya no está vigente, todo está en la página de PI, bla, bla, bla

Si de algo estoy segura, es que todos llevamos un stalker dentro. Así que la mejor manera de encontrar es buscando. Si quieres estudiar en Alemania u otro país, explora los sitios oficiales de las naciones y estados, portales de universidades, folletos, amistades, en fin, TODO lo relacionado.

Les deseo mucho éxito en sus búsquedas. Cualquier duda, respecto a la Beca de BW, déjenla en un comentario en este post  para que si la pregunta es común más gente conozca la respuesta. No se preocupen, a diferencia del Departamento de PI, mi política de respuesta es de 48 horas.